Hoy contamos en el blog con una colaboradora de lujo. Se trata de Marta Moya, consultora de belleza, empresaria Mary Kay y colaboradora del Club de malasmadres, con la sección de belleza. Marta y yo (soy Ana) somos amigas de los años universitarios, y en parte ella es “culpable” de que exista este blog, ya que sin su inestimable ayuda en la conquista del papá de Zipi y Zape, aún yo seguiría por los pasillos de la universidad, suspirando y bebiendo los vientos por el hombre de mi vida, poniéndome colorada cada vez que me dirigía la palabra, y clavada en el suelo como un pasmarote sin decidirme a dar paso alguno. Menos mal que la tenía a mi lado para darme empujoncitos, y ponerme guapa por si se fijaba en mí.

Recuerdo las colas que hacíamos las amigas en el baño de su casa los fines de semana para que nos maquillase, nos dejaba impecables… Tiene una habilidad especial para saber lo que le queda bien a cada una. Es la amiga ideal, entre otras muchas cosas evidentemente, con la que irte de compras porque tiene un ojo clínico… En fin, que, aparte de porque es muy inteligente y hace las cosas muy bien, no podría haber elegido una profesión que le fuese mejor…

Os invito a que visitéis su blog www.martamoya.es, donde siempre nos sorprende con interesantes consejos.

Gracias, Marta 😉
Dicen que el embarazo
es la época donde tendrás la mejor piel y cabello que nunca. Puede ser verdad…o
no. Hay mujeres que tienen esa suerte pero a otras les sucede todo lo
contrario, debido al desajuste hormonal, y aparecen rojeces, granitos,
manchas…etc.
Además, puede que el tratamiento facial
que tenías antes del embarazo, ahora no te sirva debido a algunos ingredientes.
Vamos a repasar los diferentes problemas
que pueden surgir y cómo tratarlos:

  • Acné

Puede que no
tuvieras este problema desde la adolescencia, y ahora de repente te encuentras
con granitos, sobre todo por la zona de la barbilla.  Es importante que sigas a rajatabla la
limpieza facial (mañana y noche) y un exfoliante una vez por semana.
Evita
productos que contengan ácido salicílico o retinoides (relacionados con la
Vitamina A) y en su lugar utiliza aquellos que contengan ácido glicólico.

Además,
deberían ser no comedogénicos (no obstruyen el poro) y oil -free. El maquillaje
también influye, así que mejor usar uno oil -free o polvos minerales

  • Melasma 

Son manchas
oscuras superficiales en la piel, sobre todo en el rostro. No existe una causa
conocida, pero se piensa que influyen decisivamente en su aparición los cambios hormonales femeninos
en los niveles de estrógenos y por la excesiva exposición al Sol. También
puede manifestarse en una línea oscura que divide la tripa.

No hay que
preocuparse, ya que sólo se trata de un tema estético. Aquí es fundamental la
protección solar, prohibido salir de casa sin mínimo FPS 30 en el cuerpo y en
la cara. Y, si estamos en la playa o nos va a dar el sol, mejor usar FPS 50, un
buen sombrero y permanecer debajo de la sombrilla. Es mejor intentar evitar el daño solar,
porque una vez que aparecen las manchas es complicado quitarlas después.

  • Irritación

La irritación
se debe en parte a las hormonas y en parte al estiramiento de la piel, lo
que puede producir picores. Una buena hidratación y nutrición de la piel puede
calmar el picor, pero si la irritación es fuerte lo mejor es acudir al médico
en seguida.

  • Estrías

Las dichosas
estrías…Aquí si es necesario tener una constancia para intentar evitarlas,
porque una vez aparecen es muy difícil eliminarlas.  En este post del blog de Boticaria García se explica muy bien la causa de su aparición y el
tratamiento a seguir.

Resumiendo,
las estrías aparecen porque al estirarse la piel, se produce una rotura en la capa
inferior de la piel (la dermis). Para tratarlas es necesario una crema especial
para estrías, una hidratante normal no es suficiente. Para mí la mejor (por
experiencia en mi primer embarazo) es Phitolastil
Gel
de Lierac. Es mejor empezar cuanto antes (en los primeros meses
antes de que haga boom nuestra tripa) y también incidir en la zona del pecho,
muslos y culo. Y, como todo, la constancia es fundamental. ¡Nuestra piel nos lo
agradecerá después en el postparto!

En general,
una buena alimentación, beber mucha agua, algo de deporte (como natación o
caminar), limitar el consumo de comida grasa y fritos y mantener bien hidratada
la piel, puede suponer que seamos una de esas mujeres afortunadas que luzcan el
“pregnancy glow”.

Te interesará también

Si te ha gustado el post, comparte...
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Después de mi paso por la Universidad hice un Master en Gestión Internacional de la empresa, y es a esto, al comercio exterior, a lo que me dedico profesionalmente. Junto con mi Pantuflo, somos padres de seis. Los tres primeros no están con nosotros, habitan cada uno en una estrella. Los tres siguientes afortunadamente nos dan mucha lata: Zipi y Zape, que nacieron el mismo día, y Tamagochi, que llegó tres años después. Escribo con sinceridad, pero sin dramatizar, sobre mi realidad imperfecta, sin olvidar el sentido del humor, todo ello aderezado con un punto místico que no puedo evitar por más que me lo proponga. Soy inquieta por naturaleza, siempre tengo algún proyecto entre manos. Hablo más deprisa y en más cantidad de lo que la mayoría de las personas son capaces de procesar, así que el blogging ante todo es una terapia para mí (¡y para los que me rodean!).

¿QUIERES SEGUIRNOS LA PISTA?

Suscríbete y llévate de regalo esta estupenda y completa  GUÍA  DE CARRITOS GEMELARES 2017

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.