He llegado a cuatro conclusiones:

1- Mi útero es un sitio muy cálido del que los bebés no quieren salir, a pesar de que en una ocasión un ginecólogo me dijo que no iba a tener sitio suficiente para que un bebé creciera allí dentro;

2- Pantuflo y yo somos especialistas en hacer bebés grandes (Zipi y Zape pesaron 3,240 y 2,960 kg respectivamente);

3- Parir se me da fatal;

4- El postparto, definitivamente, no es lo mío.

Y todo esto viene a que, ¡por fin! Dios y la vida nos ha hecho el mejor regalo de nuevo ¡ya tenemos tercer mosquetero! En la semana 40+4, con ¡4,410! kg y por cesárea (porque no había manera de que bajase) nació nuestro pequeño, sano y lleno de vida.

Me encuentro en pleno postparto, que pensé que quizás sería más fácil después de lo que pasé con los mellizos. Pero no, el postparto es el postparto, me he tenido que releer esta y esta otra entrada para recordarme a mi misma que es una etapa difícil, que todo pasa y que en nada estaré como una rosa dando saltos por ahí.

Lo único que puedo decir que está siendo infinitamente más fácil, es que ocuparse de un solo recién nacido, incluso habiendo dos hermanos mayores, no tiene nada que ver con hacerlo de dos (y encima siendo primerizos). De hecho todavía no sé como sobrevivimos a esto hace tres años, eso es lo que me da impulso para pensar que si entonces pudimos, ahora también. Somos muy afortunados porque contamos con muchísima ayuda, y además este bebé lo pone todo muy fácil.

Zipi y Zape no hacen mucho caso a su hermanito. Cuando vinieron a conocerlo al hospital lo primero que preguntaron al entrar por la puerta de la habitación fue “¿y el regalo?” (Su hermanito les “trajo” un regalín a cada uno). Y anteayer nos preguntaron que cuándo se iba el bebé a su casa. Ya poco a poco se van haciendo a la idea de que ha venido para quedarse, y de que mamá ya no está disponible siempre para ellos. Se están portando fenomenal, estamos muy muy orgullosos de ellos.

Seguiremos informando…

Te interesará también

Si te ha gustado el post, comparte...
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Después de mi paso por la Universidad hice un Master en Gestión Internacional de la empresa, y es a esto, al comercio exterior, a lo que me dedico profesionalmente. Junto con mi Pantuflo, somos padres de seis. Los tres primeros no están con nosotros, habitan cada uno en una estrella. Los tres siguientes afortunadamente nos dan mucha lata: Zipi y Zape, que nacieron el mismo día, y Tamagochi, que llegó tres años después. Escribo con sinceridad, pero sin dramatizar, sobre mi realidad imperfecta, sin olvidar el sentido del humor, todo ello aderezado con un punto místico que no puedo evitar por más que me lo proponga. Soy inquieta por naturaleza, siempre tengo algún proyecto entre manos. Hablo más deprisa y en más cantidad de lo que la mayoría de las personas son capaces de procesar, así que el blogging ante todo es una terapia para mí (¡y para los que me rodean!).

Latest posts by Ana Tresguerres (see all)

¿QUIERES SEGUIRNOS LA PISTA?

Suscríbete y llévate de regalo esta estupenda y completa  GUÍA  DE CARRITOS GEMELARES 2017

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.