Pues es habitual que los mellizos, gemelos, trillizos y demás embarazos múltiples, lleguen antes de tiempo, y si no quieren llegar antes de tiempo, los sacan antes de tiempo. Vamos, que lo más probable es que no estés con esa supertripa hasta la semana 40… De todas formas, no quiero quiero sentar cátedra.

En mi caso, que he tenido tres embarazos con sus correspondientes 3 partos, ninguno se ha pasado de fecha. Los dos peques mayores nacieron en la semana 38, y los mellis en la 34… y porque les frenamos.

Los mellizos fueron mi tercer embarazo, y durante los 7 meses que estuvieron dentro de mi tripa, tuve muchas, pero que muchas contracciones. Unas veces provocadas por el propio embarazo gemelar, y por ser el tercero, y otras por infecciones de orina. Así que no te agobies por ello. Es normal. Y existen unos óvulos de progesterona que recetan los ginecólogos, que sirven para controlar un poco las contracciones y que no sean muy repetitivas.

También es cierto que mi embarazo fue normal, salvo por las infecciones de orina, así que te recomiendo que ante la más mínima duda, vayas al ginecólogo, matrona o al hospital, que para eso lo pagamos, y que os saquen de dudas.

En la semana 33, Purpurina y Pepinillo estaban cansados de estar en mi tripa apretujados, y me levanté un día por la mañana habiendo manchado algo y con contracciones bastante continuas y rítmicas. Como los bebés estaban bien, y parecía que podía frenarse el parto con unas mágicas inyecciones, me administraron corticoides para que los pulmones y los órganos de los bebés acabasen de madurar rapidito (por si las moscas) y me “enchufaron” al gotero que frenaba el parto. Estuve ingresada 4 días. A las 48 hs de gotero, lo retiran para ver si el parto avanza o si se ha frenado. En mi caso, volvió a avanzar, y como todavía los bebés no estaban en la semana 34, pues volvieron a ponerme más gotero para intentar ganar más tiempo.

 

En ese momento piensas que mejor que salgan ya, porque estar en el hospital, casi sin moverte, con el gotero, sin descansar, nerviosa, y en mi caso con la otra
parte de la familia en casa…. Pero donde mejor están es en la tripa, y cuanto más tarde salgan mejor aún, así que hay que aguantar y sacar fuerzas de donde sea y aguantar el tirón.

Aguantaron 36 hs más. Llegó un momento que ni el gotero podía frenar la evolución del parto, así que en nada dilaté y al paritorio. Parto vaginal con epidural, ¡eso sí! y en 20 minutos nacieron los dos, con 10 minutos de diferencia.

¿Con esto qué quiero decirte? Pues que si en un embarazo normal ya hay que tenerlo todo preparado un mes antes, en un gemelar, 2 meses, o más. Cuanto más preparado y organizado esté todo, mejor. Aunque sin agobios, pero cuanto más organizado mejor, que luego llegan las sorpresas. Suelen ser embarazos con alguna que otra complicación más que los de un solo bebé, te marean más con visitas al Hospital, estás más cansada…sobre todo al final, así que mucha organización y estar preparada material y psicológicamente por si todo se adelanta.

Mucho ánimo para las primerizas de múltiples, y mucha calma , y ante todo, una gran sonrisa.

Te interesará también

Si te ha gustado el post, comparte...
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.

Elena Aguirre

Soy Elena, madre de 4 peques, psicóloga según el diploma que me dieron al acabar la carrera, y directora de Recursos humanos "en mi tiempo libre". Si ahora volviese atrás, estudiaría magisterio, en lugar de psicología, porque me encanta disfrutar de y con los peques. Me encanta ver las cosas desde su perspectiva. Nunca pensé que tendría 4 hijos, y menos que algunos serían mellizos!pero a día de hoy no sobra ninguno y tendría más si me dejasen. Con Willy "Fogg" , que de vez en cuando nos ayuda con algún post por aquí, hacemos un equipo bastante bueno, y sobrevivimos en esto de criar a 4 peques. Soy un espíritu libre, así que, cuando no "parqueo" o estoy con los peques, necesito ver el mar cada poco, o escaparme al monte o a sitios que no conozco, viajar,salir a tomar unas cervezas con amigas entre semana, respirar aire fresco a primera hora de la mañana, y lo daría todo por ir a trabajar caminando. Devoro tabletas de turrón de Suchard, de las que hago acopio en Navidades, y cuando se me acaban, ataco la Nutella a cucharadas. La vida sin chocolate no tiene sentido. Y si tuviese todo el tiempo del mundo y me tocase la lotería, además de hacerme con una casita con prao delante del mar (con huertiquín, por supuesto), me pasaría horas montando legos y maquetas de papel o cartulina.

¿QUIERES SEGUIRNOS LA PISTA?

Suscríbete y llévate de regalo esta estupenda y completa  GUÍA  DE CARRITOS GEMELARES 2017

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.