Cuando tienes 4 hijos todo se
multiplica, o más bien dicho, se cuatriplica. Pero si nos centramos en los
mellis, que es lo que en este blog nos atañe, aún restando dos, no dejan de ser
muchos. Y por mucho que quieras tener o hacer menos… eso no es viable.

Todo es más cuando tienes mellis,
y personalmente lo noté en varias cosas. 
Así que si estáis disfrutando de un fantástico embarazo múltiple, esto
es lo que os espera dentro de unos meses:

Lo primero, los baberos: Tengo en mente la imagen del tendal de mi casa repleto
de baberos. No paras de lavar baberos, bodies y pijamas, así que lo mejor es
hacerse con un montón más de lo normal. Los hay baratos en grandes superficies.
Mejor los de base de plástico, porque los mellis suelen nacer pequeñitos, con
poca fuerza y con pocas ganas de comer, y suelen desperdiciar mucha leche al
inicio. Así no calan. Y además, para tener un buen stock de repuesto. ¿Por qué?
Ahí va el segundo punto.



Las comidas: No son 5 tomas al día. Son 10. Y si una toma te lleva
30 mins por bebé, contando con que sea espabilado, haya nacido fuerte y le guste
comer, dos tomas llevan 1 hora. Todo eso salvo que les des a los dos a la vez,
que será lo normal, te ahorrarás tiempo y ellos cogerán un mismo ritmo. Pero hasta
que consigas tener la destreza suficiente para abordar dos tomas a la vez tu
sol@, nadie te quita de pasar bastantes horas alimentando a tus bebés. Y entre
eso, y que cuando ellos duermen se supone que tú tienes que dormir… las lavadoras
acaban descontrolándos  y casi soltando
telarañas si no tienes ayuda en casa. Así que mejor tener muuuchos baberos,
muchos bodies y muchos pijamas.


La leche:  Es impresionante
el ritmo de consumo de la leche en bebes. Si das el pecho, esto no será un
problema, pero si optas por la lactancia artificial, la leche desaparece como
los calcetines en la lavadora. Y al igual que las lavadoras, cualquier hueco
para descansar es más importante que ir a comprar, con lo que si te haces con
un buen stock, mejor . Por cierto, en esto de la leche hemos visto que de una
farmacia a otra, para una misma marca y bote, puede llegar a haber hasta 6
euros de diferencia. Nosotros llegamos a comprar la leche por internet en una
farmacia on-line. Por comprar 6 botes a la vez, nos ahorrábamos un pastizal. Comparad
bien, investigad bien. Que con dos o más bebés se nota mucho cualquier ahorro.


Los pañales. Si pasas horas dándoles de comer, pasas igualmente
mucho tiempo cambiando pañales. Es un desfase ver que prácticamente tres
cuartos de tu bolsa de basura se compone de pañales y toallitas. hay miles de ofertas en grandes superficies. Como el ritmo de pañales es más alto de lo normal, las ofertas de 2 o 3 x 1 son un chollo para los padres múltiples.


La ropa:  Por mucho que
intentamos tenerla controlada, esto nos puede, y es peligrosísimo, sobre todo
con la gran falta de tiempo y de organización que supone una maternidad
múltiple. Aquí sí creo que menos es más, y como dice Ana en su post sobre La ropa de los gemelos, cuanto más cómoda mejor, y cuanto más fácil de poner y quitar, también
mejor.


El tiempo.: Antes tardaba 5 minutos desde que salía de casa hasta
que arrancaba el coche en el garaje. Ahora tardo de media unos 15 minutos en
bajar con la silla, los cuatro niños, la bolsa, los paraguas, los abrigos,…
desesperante. Pero hay que adaptarse y tenerlo en cuenta. Para mí es como vivir
en Madrid y tener que coger el metro: hay que salir un buen rato antes para
asegurarte de que llegas a la hora que has quedado, y aún así, llegarás tarde.
Es un ejercicio de paciencia brutal, al menos lo fue para mí, y eso que siempre
fui muy inquieta y muy impaciente. Es frustrante ver que cuando están todos en
el coche con los cinturones puestos todavía te queda por cargarla bolsa, el
cochecito, …

Los cambios son muchos, y es que
es inevitable, son 2 niños, no uno. Y aunque tengamos dos brazos, dos ojos, dos
piernas, … el  día no tiene 48 hs y
nuestro sueldo no se multiplica. Hay que cogerlo todo con mucho ánimo y no
agobiarse, y aceptar que dos dan más trabajo, más gastos, más cansancio. Pero
también más amor y más alegría. Creo que compensa con creces el esfuerzo que
supone.

Elena

Te interesará también

Si te ha gustado el post, comparte...
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.

Elena Aguirre

Soy Elena, madre de 4 peques, psicóloga según el diploma que me dieron al acabar la carrera, y directora de Recursos humanos "en mi tiempo libre". Si ahora volviese atrás, estudiaría magisterio, en lugar de psicología, porque me encanta disfrutar de y con los peques. Me encanta ver las cosas desde su perspectiva. Nunca pensé que tendría 4 hijos, y menos que algunos serían mellizos!pero a día de hoy no sobra ninguno y tendría más si me dejasen. Con Willy "Fogg" , que de vez en cuando nos ayuda con algún post por aquí, hacemos un equipo bastante bueno, y sobrevivimos en esto de criar a 4 peques. Soy un espíritu libre, así que, cuando no "parqueo" o estoy con los peques, necesito ver el mar cada poco, o escaparme al monte o a sitios que no conozco, viajar,salir a tomar unas cervezas con amigas entre semana, respirar aire fresco a primera hora de la mañana, y lo daría todo por ir a trabajar caminando. Devoro tabletas de turrón de Suchard, de las que hago acopio en Navidades, y cuando se me acaban, ataco la Nutella a cucharadas. La vida sin chocolate no tiene sentido. Y si tuviese todo el tiempo del mundo y me tocase la lotería, además de hacerme con una casita con prao delante del mar (con huertiquín, por supuesto), me pasaría horas montando legos y maquetas de papel o cartulina.

¿QUIERES SEGUIRNOS LA PISTA?

Suscríbete y llévate de regalo esta estupenda y completa  GUÍA  DE CARRITOS GEMELARES 2017

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.