Hoy volvemos a nuestras entrevistas gemelares de la mano de Beatriz, mamá de mellizos de 21 meses, uno de ellos con una cardiopatía congénita, de la que ha salido airoso como el campeón que es. Gracias, Beatriz, por compartir tu historia con nosotras, y enhorabuena por esa bonita familia.
Preséntanos a tu familia
Soy Beatriz, mamá de Marcos y Alba, de 21 meses. Marcos nació con una cardiopatía, Transposición de los Grandes Vasos, las arterías están al revés y por lo tanto la sangre oxigenada no entra al torrente sanguíneo,dentro del útero tienen una comunicación que le permitía tener esa sangre oxigenada, pero en cuanto naciera esa comunicación se cerraría. Dentro de las cardiopatías es la que mejor pronóstico tiene, ya que si todo va bien es una operación correctiva a la semana de nacer y ya puede hacer vida normal, para Marcos así ha sido.
Aunque haya salido todo bien, el proceso fue duro

Nos diagnosticaron su cardiopatía a las 16 semanas de embarazo, mi embarazo me lo llevaron en el Hospital de Fuenlabrada, y una buenísima ginecóloga vio una irregularidad en su corazón y a partir de ahí me llevaron el embarazo como de riesgo. Si en un embarazo gemelar ya son muchas ecografías imagínate en el mío. Finalmente nacieron en la semana 39+4 de cesárea programada en el Doce de Octubre, y pesaron 2.790kg Alba y 2.500 Marcos, Alba estuvo en todo momento con nosotros pero a Marcos no le pude ver hasta después de muchas horas. Le hicieron el catéter a las 4 horas de nacer mientras yo aún me encontraba en la REA, fue su primera prueba de fuego y salió victorioso, hasta las 7 días de nacer no se podía operar y mientras estuvo con ayuda de oxigeno y medicación.

Cada vez que bajábamos a la unidad de Neonatos era súper duro, verle tan lleno de cosas y no haberle podido sentir ni oler…

Cuando nos dieron el alta y tuvimos que dejarle allí fue horroroso, el sentimiento de dejarle abandonado era tremendo, yo desde el primer momento me saqué leche para que se la pudieran dar poco a poco por sonda. Los siguientes días fueron un ir y venir al Hospital, cuadrando las tomas de pecho de Alba con mis visitas a Marcos para darle un beso a través del cristal de su cuna y sacarme mas leche para que el pudiera tomar mi leche.

Finalmente llegó el día, 19/12/2013 Marcos había perdido peso y fue operado con 2.200kg, más riesgos aún con anestesia, fue una operación de 8 horas con su pequeño corazón fuera de su cuerpo diminuto. Salió victorioso y los siguientes días fue consiguiendo más logros: salir de la sedación, ir respirando por sí mismo casi sin ayuda.. Hasta que por fin después de 16 días de haber nacido le pude tener entre mis brazos, con muchos cables para poder controlar su pequeño corazón pero al fin en brazos. Perdió toda su masa muscular pero finalmente el 30/12/2013 salimos del hospital para estar juntos los cuatro. Ahora lleva sus revisiones y está todo perfecto, es un niño guapísimo, alegre y muy divertido, se lo pasa genial con su hermana. 

¿Qué sentiste cuando te dijeron que venían dos? ¿Te habías planteado alguna vez en tu vida que ibas a ser mamá por partida doble?
Nuestro principal sentimiento cuando nos dijeron que eran dos fue de incredulidad y un poco de miedo. Felices ante todo, pero atónitos.
Siempre de broma entre amigos lo habíamos hablado que íbamos a tener dos. Mi suegro era gemelo, pero según mi ginecólogo no fue por la parte de mi marido, sino es la mujer y en mi familia hay varios mellizos.

¿Cómo fueron los primeros meses como mamá de mellizos tan especiales?
Los primeros meses fueron duros, sobre todo casi todo el primer mes, como decía antes, ya que estábamos divididos entre el hospital y casa con Alba. Una vez nos pudimos llevar a Marcos a casa, nos coordinamos un poco y Marcos pudo empezar a tomar el pecho fue todo genial.
¿Cómo se gestiona cuidar a dos bebés a la vez cuando uno de ellos requiere más atenciones? ¿Te abordaba sentimiento de culpa o frustración por dedicar más a uno que a otra o te arreglabas para estar al máximo con los dos?
Al principio Marcos salió del hospital sin tomar el pecho y por lo tanto me tenía que sacar la leche y dársela en biberón y Alba pecho. Las noches eran muy duras, por el miedo que le pasará algo a Marcos y las tomas eran largas. Poco a poco fuimos aprendiendo a gestionarlo mucho mejor y poderles dar todo lo que necesitaba cada uno.
El sentimiento de culpa lo tuve a flor de piel mientras Marcos estuvo en el hospital y nosotros en casa. Es durísimo no poder estar las 24 horas del día con él y disfrutar de Alba en casa sabiendo que él estaba sólito. Es un sentimiento que después de tantos meses de haber nacido no consigo librarme de él.
¿Te planteas tener más hijos?
Por el momento no nos planteamos tener más hijos, que volvamos a tener dos nos asusta mucho.
Aunque aún son pequeños, ¿notas que tus hijos interactúan mucho?
Sí interactuan bastante para lo pequeños que son, el que sean diferente sexos se nota bastante. Juegan mucho juntos, se hacen gracias el uno al otro, se hacen cariños y bueno a veces también hay pequeñas guerras, jeje…
Y el papá, ¿es de los que “ayudan” o de los que se “implican”?
El papá se implica,con dos bebés si no se implica el papá seria un horror.
¿Guardería o no guardería?
Estoy de acuerdo con las guarderías, mis peques solo van un par de horitas, ya que yo no trabajo, y estamos muy contentos, aprenden mucho y sobre todo aprenden a relacionarse.

La pregunta que nunca falta en este rincón: ¿Qué carrito elegiste y por qué? ¿Volverías a comprar el mismo?
Nuestro carrito es el Mountain Buggy Duet. Estamos super contentos es el más estrecho del mercado, ligero y muy fácil de plegar. Lo volvería a elegir sin dudarlo sobre todo ahora que los asientos se pueden girar para que vayan mirando hacia ti en el modelo nuevo.

Te interesará también

Si te ha gustado el post, comparte...
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Después de mi paso por la Universidad hice un Master en Gestión Internacional de la empresa, y es a esto, al comercio exterior, a lo que me dedico profesionalmente. Junto con mi Pantuflo, somos padres de seis. Los tres primeros no están con nosotros, habitan cada uno en una estrella. Los tres siguientes afortunadamente nos dan mucha lata: Zipi y Zape, que nacieron el mismo día, y Tamagochi, que llegó tres años después. Escribo con sinceridad, pero sin dramatizar, sobre mi realidad imperfecta, sin olvidar el sentido del humor, todo ello aderezado con un punto místico que no puedo evitar por más que me lo proponga. Soy inquieta por naturaleza, siempre tengo algún proyecto entre manos. Hablo más deprisa y en más cantidad de lo que la mayoría de las personas son capaces de procesar, así que el blogging ante todo es una terapia para mí (¡y para los que me rodean!).

¿QUIERES SEGUIRNOS LA PISTA?

Suscríbete y llévate de regalo esta estupenda y completa  GUÍA  DE CARRITOS GEMELARES 2017

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.