Hoy inauguramos sección. Queremos que nos habléis de vosotros, de vuestra familia, de cómo afrontasteis la llegada de dos… Porque si algo ayuda en la crianza en general, y en la de múltiples en particular, es compartir experiencias que nos enriquecen, nos dan ideas, y, en definitiva, nos hacen ver que no somos los únicos que están pasando por lo mismo…


Para estrenarnos, contamos con la colaboración de Rebeca, mamá de familia numerosa.


Gracias Rebeca por colaborar con nosotras.

Esperamos que os guste, y si queréis participar en nuestras entrevistas gemelares, podéis enviarnos un email y nos pondremos en contacto con vosotros.



¿Nos hablas un poco de tu familia? ¿ y de ti?

Soy Rebeca Pérez, madre de familia numerosa. La mayor de nuestras hijas cumplió 8 años en Noviembre, la que le sigue Carlota acaba de cumplir 7 años en enero. ¡No se llevan ni 14 meses! Sí… una locura, pero ahora estoy encantada, y por último los mellizos Álvaro León  y Casilda  que tienen 2 años y 2 meses.


¿Cómo recibiste la noticia de que el tercero venía con compañera de habitacion?

Después de varios años de casados decidimos tener descendencia, nació Sonsoles (8 años), una niña que fue bastante buena los primeros 20 días de vida, luego comenzó a llorar durante 4 meses y como decimos lo lloró todo y ahora es más dura que una piedra. Cuando Sonsoles tenía 5 meses nos enteramos de que estábamos esperando un segundo bebé, al principio fue un shock, pero poco a poco empezamos a asimilarlo. No comentamos nada a nadie hasta que estaba de 12 semanas. Cuando nació Carlota, Sonsoles aún no caminaba sola, empezó a caminar a la semana. Os podéis imaginar, mucho lío, dos bebés, diferentes comidas, horarios…. Pero gracias a Dios Carlota fue bastante buena, Dios aprieta pero no ahoga. A los dos meses ya dormía 8 horas seguidas. Cuando Carlota (la segunda) ya empezó a comer los purés y las papillas de frutas les igualé todo. Comían lo mismo, dormían la siesta a la misma hora y todo por igual.
Cuando ya las dos estaban en el colegio, decidimos ir a por un tercero, tentar a la suerte para ver si llegaba el varón, y sí llego, pero acompañado ¡¡¡venían dos en camino!!!
Esta noticia sí que fue un shock total, recuerdo que mi marido, Álvaro y yo salimos de la consulta y nos mirábamos uno al otro sin poder mediar palabra. Reconozco que me saltaban las lágrimas… era un cambio radical en nuestras vidas, cambiar de casa, cambiar de coche. En mi casa teníamos antecedentes de gemelos, pero nunca en la vida se me había pasado por la cabeza que me pudiera pasar a mi. Esta noticia también la mantuvimos en secreto hasta la semana 12, solo se la comente a mi madre que se marchaba un mes de vacaciones y no podía esperar a contarle lo que me estaba pasando por mi cabeza. Ella la recibió con gran entusiasmo y nunca se me olvidarán sus palabras “los niños son una alegría”. A la semana 16 de gestación nos dijeron el sexo, venia una pareja (Álvaro León y Casilda), el embarazo transcurrió más o menos con normalidad, nacieron en la semana 36.

¿Qué cambios supuso en vuestro día a día? Recuerdas las primeras semanas con los mellis en casa?



El cambio de dos a cuatro fue importante.Tuvimos que cambiar de casa, de coche … de forma de vida. Las primeras semanas con los mellizos en casa fueron complicadas adaptándonos unos a otros, pero la verdad es que fueron bastante buenos. Lo peor de todo son las noches. Recuerdo una noche en la que Álvaro estaba de viaje que vi todas las señales horarias .

¿Cómo te organizas como mamá de familia numerosa? ¿Cuál es el truco de la organización?

Nosotros decidimos que tenían que comer los dos a la vez porque si no sí que era una locura, Entonces cuando por las noches se despertaba uno para comer despertábamos al otro para que comiese. Durante 3 meses les dí lactancia materna, a uno de ellos le daba el pecho y al otro le daba el biberón que me había sacado de la toma anterior (alternaba cada toma para que no se acostumbrasen). Mi marido viaja bastante y los primeros meses cuando viajaba, me las apañaba, a uno le daba el pecho y al otro lo ponía junto a mi en la cama y le ponía un cojín para que le sujetase el biberón…  Durante estos momentos se me ocurrían muchos inventos: un brazo sujeta biberón, un aparato que acunase la cuna… A los 4 meses Casilda ya empezó a dormir las noches y ya las cosas cambiaron, ya podía dormir más de tres horas seguidas.

Creo que lo más importante de ser familia numerosa es la organización y las rutinas. Tenemos unas horas para cada cosa y lo mejor es llevarlas lo más a rajatabla posible, durante la semana es fácil conseguirlo, el fin de semana se nos complica un poco más. Los mellis ahora van a la guarde media jornada, llegan a la una, comen y se van a dormir una siesta de 2-3 horas, se levantan y es cuando llegan sus hermanas del colegio, ya meriendan todos a la vez y ahora es tiempo de juego para ellos, sus hermanas mayores extraescolares y estudios. Como digo yo tengo dos lotes, los mellizos y las mayores. Tengo una persona que me ayuda por las tardes, para no andar con los mellizos corriendo de una actividad extraescolar a otra, para que ellos tengan derecho a jugar en el parque o en casa.. Una tarde disfruto de las mayores, la siguiente de los pequeños. A las 8 bañados y a las 9 en la cama. A esa hora que todos están en la cama llega mi momento de relax.

¿Crees que tener mellizos es una experiencia diferente a tener niños “únicos”?

Sí considero que tener mellizos es una experiencia muy diferente a tener un único hijo. Hay etapas muy duras, comienzan a andar los dos a la vez, en mi caso con 4 días de diferencia  y eso es agotador, las noches…. pero por lo demás como lo viví con las mayores, dar de comer a dos, vestir a dos, bañar a dos, sentar a los dos en el orinal. 


¿Ya ves la luz al final de túnel? ¿o ya saliste de el? Necesitamos ánimos;-)

Creo que en la etapa que estoy veo la luz a final del túnel, aunque aún me queda etapa pañal, que creo que lo voy a dejar para la primavera cuando haga un poquito mas de calor. En Septiembre se van al colegio y ahí va a ser un cambio total.


¿Qué sillita compraste? Es la pregunta estrella… Si volvieses a empezar, ¿comprarías la misma? ¿Por qué?

Compramos el Bugaboo Donkey, estoy encantada con él, pero reconozco que hay que mirar bien las medidas para que te entre en el ascensor de casa (¡¡¡fundamental!!!) ya que si lo tienes que estar desdoblando cada vez que sales y entras en casa es una faena. En nuestro caso en el coche lo metemos sin desmontar, tenemos una furgoneta de 7 plazas y el que va detrás del todo va junto al carrito. Pero si lo tuvieses que doblar, no es nada complicado. Se maneja muy bien. Nosotros teníamos la maclaren gemelar de las dos mayores, y sólo la usamos en verano cuando nos vamos de vacaciones por no llevar el Bugaboo que ocupa mucho espacio en el maletero del coche, ni color. El Bugaboo va solo y esta hay que tirar de ella (claro que los míos ya pesan lo suyo). Las mayores las dejé de llevar en silla cuando empezaron al colegio, estos al ser dos creo que voy a tardar un poquito más, ¡bendita silla!

Para ti, ¿cuál es el invento de puericultura del siglo, que te saca de más de un aprieto o facilita tu vida hasta el extremo?

El invento de unas asas que hay para poner al biberón, que lo enganchan desde bien pequeños (8 meses) y así puedes dar a uno el biberón y el otro lo toma solo.


Que desaconsejas comprar o que te parece un gasto innecesario? (Las primerizas te lo agradecerán)

Desaconsejo comprar dos calienta biberones, yo no los use nada.

Tu consejo estrella…

Mi consejo estrella: mucha organización y rutinas.  

Te interesará también

Si te ha gustado el post, comparte...
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Después de mi paso por la Universidad hice un Master en Gestión Internacional de la empresa, y es a esto, al comercio exterior, a lo que me dedico profesionalmente. Junto con mi Pantuflo, somos padres de seis. Los tres primeros no están con nosotros, habitan cada uno en una estrella. Los tres siguientes afortunadamente nos dan mucha lata: Zipi y Zape, que nacieron el mismo día, y Tamagochi, que llegó tres años después. Escribo con sinceridad, pero sin dramatizar, sobre mi realidad imperfecta, sin olvidar el sentido del humor, todo ello aderezado con un punto místico que no puedo evitar por más que me lo proponga. Soy inquieta por naturaleza, siempre tengo algún proyecto entre manos. Hablo más deprisa y en más cantidad de lo que la mayoría de las personas son capaces de procesar, así que el blogging ante todo es una terapia para mí (¡y para los que me rodean!).

¿QUIERES SEGUIRNOS LA PISTA?

Suscríbete y llévate de regalo esta estupenda y completa  GUÍA  DE CARRITOS GEMELARES 2017

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.