“¡Qué duro va a ser!”, me han dicho tantas veces… “No vas a poder dormir”, “No vas a tener vida propia”, “No vas a poder salir”, “No vas a poder viajar”, “No vas a tener tiempo para ti ni tu pareja”… En fin, casi que “se te acabó la vida”…

Y, ciertamente, sacar adelante a nuestros dos hijos está siendo difícil en ocasiones, otras estresante, otras frustrante, otras agotador… pero ¿duro?

DURO ES


…quedarte embarazada una vez tras otra y no poder abrazar a ninguno de tus hijos, o, directamente, no poder quedarte embarazada;
…ir con toda la ilusión del mundo a hacerte una ecografía para ver cuánto ha crecido tu bebé y que te digan que su corazón ya no late;
…que te digan que tu bebé tiene una cromosomopatía muy grave y es incompatible con la vida;
…pasar por un parto y no tener bebé al que abrazar;
…despertarte y asimilar cada mañana que tu bebé ya no está en tu vientre, pero tampoco en su cuna;
…ver cómo todo el mundo celebra nacimientos a tu alrededor y tú no puedes alegrarte por más que lo intentes con todas tus fuerzas;
…tener un nudo en el estómago constante porque la incertidumbre te corroe;
…no querer pensar en un futuro lejano, por miedo a que se confirmen tus peores pesadillas y nunca logres tener un hijo vivo;
…que tus hijos nazcan enfermos de por vida…

Y podría seguir…

¿Traer al mundo a la vez a dos bebés sanos y llenos de vitalidad, que no paran de llorar, que demandan tu atención constantemente, que no te dejan dormir, ni salir a cenar, ni viajar, ni tener vida social durante unos pocos (muy pocos) años?

Eso es una BENDICIÓN, un gran MILAGRO, un gozoso padecimiento que agradezco y celebro cada día.

Si te ha gustado el post, comparte...
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
The following two tabs change content below.
Asturiana, habladora compulsiva, culo inquieto, Licenciada en un par de cosillas y madre de 3 + 3. Los tres primeros son 🌟 🌟 🌟 del cielo y los tres siguientes (los mellizos Zipi y Zape y el pequeño Tamagochi), afortunadamente nos dan mucha lata. No soy superwoman, trabajo en equipo con mi Pantuflo. Nadie dijo que fuera fácil... pero ¿y lo bien que lo pasamos?

Latest posts by Ana Tresguerres (see all)