El día de la madre es una ocasión que llena de orgullo a todas las mujeres que han sido bendecidas con la maternidad.

Bueno… a todas no.

Hay un grupo de mamás que en un día como este desearían esconderse y no salir hasta el día siguiente, porque, a pesar de tener que tragarse el bombardeo mediático, nadie las va a felicitar ni a celebrar con ellas. Nadie les regalará rosas ni les hará un dibujo en el cole. Y sin embargo, son madres. Algunas de ellas han parido a sus bebés, han pasado un postparto sin bebé al que amamantar y con noches en vela en las que el único llanto que se escucha es el suyo en lugar del de su hijo. Otras han estado embarazadas una o varias veces, pero antes siquiera de que el mundo reparara en su estado de buena esperanza, sus bebés decidieron que ya habían cumplido su misión y era el momento de partir. Otras ni siquiera han estado embarazadas alguna vez, pero llevan años acariciando su sueño, luchando por él, dejándose los ahorros y la paciencia en duros tratamientos, confiando en que su bebé ya existe, sólo falta que ambos se encuentren. En estos tres casos, nadie ve al bebé, y consecuentemente nadie reconoce a la madre, así somos, sólo existe lo que podemos ver o tocar. Pero las mamás sin hijos (o sin todos nuestros hijos a nuestro lado) sabemos que no es así, que todas SOMOS MADRES y que nuestros hijos son tan especiales que desde donde están nos cuidan ellos a nosotras, en lugar de a la inversa.

Así que, en un día como hoy, queremos mandar una felicitación especial en el día de la madre a todas esas mamás valientes que no pueden abrazar a sus hijos, así como millones de besos volados para los bebés que están entre las estrellas, algunos de ellos ya han pasado por nuestras vidas y se han ido, pero otros están por venir y quedarse por mucho tiempo.

Foto: freepik.es

Te interesará también

Si te ha gustado el post, comparte...
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Después de mi paso por la Universidad hice un Master en Gestión Internacional de la empresa, y es a esto, al comercio exterior, a lo que me dedico profesionalmente. Junto con mi Pantuflo, somos padres de seis. Los tres primeros no están con nosotros, habitan cada uno en una estrella. Los tres siguientes afortunadamente nos dan mucha lata: Zipi y Zape, que nacieron el mismo día, y Tamagochi, que llegó tres años después. Escribo con sinceridad, pero sin dramatizar, sobre mi realidad imperfecta, sin olvidar el sentido del humor, todo ello aderezado con un punto místico que no puedo evitar por más que me lo proponga. Soy inquieta por naturaleza, siempre tengo algún proyecto entre manos. Hablo más deprisa y en más cantidad de lo que la mayoría de las personas son capaces de procesar, así que el blogging ante todo es una terapia para mí (¡y para los que me rodean!).

Latest posts by Ana Tresguerres (see all)

¿QUIERES SEGUIRNOS LA PISTA?

Suscríbete y llévate de regalo esta estupenda y completa  GUÍA  DE CARRITOS GEMELARES 2017

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.