Porque vosotros también os merecéis un gran reconocimiento. Porque si nosotras somos unas supermamis es GRACIAS A VOSOTROS, a vuestra ayuda, a vuestro apoyo, a vuestro aguante cuando nosotras nos caemos o nos deshinchamos. Porque criar a 2 o más es cosa de 2 o más.

Hemos pensado que merecéis un huequito en este blog que estamos construyendo, y más aún en un día tan especial como éste.



Queremos dedicar unas pocas líneas a cada uno de nuestros superpapis:

A Willy, estas líneas van por todo su esfuerzo en buscar un equilibrio entre su vida personal, familiar y laboral. Pues ya es frustrante no tener tiempo para ti, como para que encima sea difícil tenerlo también para tu familia y de calidad, y en el trabajo, y de calidad también. Y en esos muchos intentos por organizar tu trabajo, vas poco a poco marcando límites y buscando la oportunidad de volver antes, y de no estar gruñón ni cansado en casa. Siempre se habla de las supermamis, que trabajan, cuidan de sus hijos y de su casa, y sacan tiempo para bloggear 🙂 Pues también hay superpapis que trabajan, tienden la ropa, hacen la compra y bañan a toda una tropa de 4 miniminis. Y además les queda tiempo para seguir trabajando por la noche. Yo tengo uno de esos en casa. y es el mejor (lo siento, Borja), aunque sus ojeras sean ya crónicas. Ojalá cada día seas más consciente de que esa hora que consigues pasar con tus hijos entre semana, aunque sean baños y cenas, es un auténtico tesoro para ellos. Sin ti no somos (no soy) nada! Equipo! Eres un supersuperpapi. Gracias por estar ahí.(Elena).

A Borja, porque eres un 10, como persona y como padre. Sé que “te encantan” estas demostraciones públicas (léase la ironía) pero te mereces este pequeño homenaje y mucho muchísimo más. Cuando nuestras pequeñas estrellas se marcharon fuiste un enorme apoyo y un hombro en el que llorar, un paciente compañero, ya eras un gran padre aunque no lo sintieras así. Cuando nacieron nuestros tesoros, tú les diste el primer baño, el primer biberón, los primeros achuchones. Postrada en la cama del hospital, sin poder ver a nuestros hijos, el hecho de saber que estaban contigo me daba una inmensa paz y tranquilidad. Cada tarde cuando te veo aparecer por el parque al volver de trabajar mi mundo se ilumina, y a pesar de lo cansado que llegas después de hacer tantos kilómetros ida y vuelta, aún tienes ánimos para jugar con los peques un rato, darles los baños y acostarlos. Formamos un gran equipo, en el que tú aportas buenas dosis de humor, serenidad y el sentido común que a mí me falta a veces (si no es por ti, tendríamos un abono en el servicio de urgencias del hospital infantil). Por tantas y tantas cosas te admiro cada día un poco más. Eres GRANDE. Gracias (Ana)

Te interesará también

Si te ha gustado el post, comparte...
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Después de mi paso por la Universidad hice un Master en Gestión Internacional de la empresa, y es a esto, al comercio exterior, a lo que me dedico profesionalmente. Junto con mi Pantuflo, somos padres de seis. Los tres primeros no están con nosotros, habitan cada uno en una estrella. Los tres siguientes afortunadamente nos dan mucha lata: Zipi y Zape, que nacieron el mismo día, y Tamagochi, que llegó tres años después. Escribo con sinceridad, pero sin dramatizar, sobre mi realidad imperfecta, sin olvidar el sentido del humor, todo ello aderezado con un punto místico que no puedo evitar por más que me lo proponga. Soy inquieta por naturaleza, siempre tengo algún proyecto entre manos. Hablo más deprisa y en más cantidad de lo que la mayoría de las personas son capaces de procesar, así que el blogging ante todo es una terapia para mí (¡y para los que me rodean!).

Latest posts by Ana Tresguerres (see all)

¿QUIERES SEGUIRNOS LA PISTA?

Suscríbete y llévate de regalo esta estupenda y completa  GUÍA  DE CARRITOS GEMELARES 2017

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.