El sueño de los bebés es un tema que me inquieta, mucho. No es por fardar, pero probablemente sea la persona que más ha buscado en google las palabras “Sueño bebé X meses”…. He dedicado muchas horas de navegación, de lectura en libros y revistas, de consulta al pediatra y de charlas con otras mamás para saber cuánto es “lo normal”. Es lo que tiene ser primeriza.

Y la conclusión a la que he llegado: pues que cada niño es un mundo. Y los gemelos, especialmente cuando son dicigóticos como los nuestros, son dos mundos, a veces alineados y otras veces no. Zipi y Zape, mis hijos, son de los no alineados.

En un ataque frontal a todos los manuales y métodos para enseñar dormir a los niños, os pongo en un cuadro resumen los patrones de sueño de mis hijos. Mi estudio es muy limitado porque mi muestra se compone sólo de dos especímenes, pero bueno igualmente tengo la osadía de sacar conclusiones:

Si tratando a dos bebés igual en espacio y tiempo (con las mismas rutinas, la misma alimentación y la misma loca por madre) cada uno duerme de forma tan diferente, me atrevo a afirmar que los niños duermen como les nace, independientemente de lo que hagamos los padres. Si los niños duermen “bien” o “mal”, más o menos, no es ni mérito ni culpa nuestra.

No digo yo que no haya casos extremos en los que sea necesario tomar medidas, pero en general creo que hay cosas que no hace falta enseñar, basta con dejar actuar a la naturaleza y tener un poco de paciencia (y sentido común) para no perturbar ese desarrollo natural de cada uno.

ZIPI
ZAPE
Carácter (toma ristra de etiquetas)
Extrovertido, inquieto, observador, busca ser el centro de atención, se ríe a carcajadas desde que era muy bebé, cuando algo no le gusta se entera toda la urbanización, cambiarle el pañal o vestirle es como librar una batalla de la II Guerra Mundial. Sin embargo obedece (todo lo que puede obedecer un mico de 14 meses) y es miedoso. Caminó a los 11 meses, y a los 3 ya hacía la “croqueta”
Introvertido, apacible, se entretiene mucho solo, es un “conquistador” silencioso (todos los ojos se van siempre a él sin que haga nada para ello), extraña a las personas que no conoce, cuando le “regañas” se ríe en tu cara. Es muy atrevido pero intenta ir siempre sobre seguro. Caminó a los 13 meses
Objetos “fetiche” para dormir
No se duerme sin su doudou, tiene que ser uno en concreto de la marca Tuc Tuc (duerme con el suyo y el de su hermano, que ni mira para él), tenemos otro “de repuesto” de Imaginarium y no lo quiere
Un bebé a un chupete pegado. Por el día se lo escondemos y no protesta, pero por la noche no se duerme sin él. A ser posible le gusta tener uno en la boca y otro en la mano (que a veces es el que le roba a su hermano).
Le encantan las almohadas, así que le ponemos una de avión que es muy finita y se acuesta sobre ella (no la cabeza, el cuerpo entero y boca abajo)
El sueño por la noche
Se suele dormir sin mucha protesta. Duerme de un tirón desde hace muchos meses
Da mil vueltas antes de dormirse. Reclama que estés en la habitación con él. Tira el chupete unas 30 veces antes de quedarse tiesín. Se despierta una media de dos veces por noche.
El sueño por el día
Sus siestas por el día son más cortas. Cuando no hace buenas siestas diurnas, se pone muy rabioso y se queja mucho (pobrecito mío)
Se echa siestas más largas que su hermano. Si un día no duerme bien las siestas diurnas, se le nota ligeramente incómodo, pero no varía mucho su carácter
Despertares nocturnos
Casi nunca se despierta, desde que tenía pocos meses. Si lo hace, échate a temblar, no hay forma de dormirlo. Hace un par de semanas estuvo ¡una hora y media! de perreta a las 2 de la mañana. Tuvimos que ponerlo a jugar hasta que se relajó, lo acostamos y se durmió como si nada
Es rara la noche que no se despierta alguna vez. Normalmente basta con ponerle el chupete o darle un poco de agua y se vuelve a dormir en seguida. Si protesta un poco más, con ponerlo contigo en la cama se queda dormido plácidamente
Despertar después de un plácido sueño
Se despierta riéndose y de muy buen humor
No tiene mal despertar pero está un rato aturdido y tarda un poco en arrancar
Perturbación del sueño por el hermano (lo único en que son iguales)
No se despierta cuando su hermano llora
Le pueden tocar la batería al lado (o llorarle su hermano en la oreja) que no se entera

Todo esto siguiendo las mismas rutinas, con las que intento ser bastante escrupulosa, con ambos.

Ana

Te interesará también

Si te ha gustado el post, comparte...
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Después de mi paso por la Universidad hice un Master en Gestión Internacional de la empresa, y es a esto, al comercio exterior, a lo que me dedico profesionalmente. Junto con mi Pantuflo, somos padres de seis. Los tres primeros no están con nosotros, habitan cada uno en una estrella. Los tres siguientes afortunadamente nos dan mucha lata: Zipi y Zape, que nacieron el mismo día, y Tamagochi, que llegó tres años después. Escribo con sinceridad, pero sin dramatizar, sobre mi realidad imperfecta, sin olvidar el sentido del humor, todo ello aderezado con un punto místico que no puedo evitar por más que me lo proponga. Soy inquieta por naturaleza, siempre tengo algún proyecto entre manos. Hablo más deprisa y en más cantidad de lo que la mayoría de las personas son capaces de procesar, así que el blogging ante todo es una terapia para mí (¡y para los que me rodean!).

¿QUIERES SEGUIRNOS LA PISTA?

Suscríbete y llévate de regalo esta estupenda y completa  GUÍA  DE CARRITOS GEMELARES 2017

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.