Hoy no voy a hablar de cosméticos o cremas para untarnos la barriga y evitar las indeseables estrías, para eso contamos con mi buena amiga Marta hace unas semanas, que como buena profesional, nos dio unas excelentes recomendaciones para cuidarnos la piel durante el embarazo. Con “cuidados del abdomen” me refiero a algo más profundo, en sentido físico literal, pues estoy hablando de la musculatura. Como siempre, quiero aclarar que no soy profesional de la salud y aquí sólo comparto mi experiencia personal, las recomendaciones que me han dado quienes sí son profesionales y, sobre todo, lo que yo he hecho mal ^_^ que al fin y al cabo es con lo que más se aprende…

Durante el embarazo múltiple nuestro abdomen está expuesto a un sobreesfuerzo mayor que si sólo albergásemos un bebé. El útero crece más, la piel se estira más y, evidentemente, la musculatura también, por lo que no está de más prestarle especial atención. Aquí van una serie de consejos que he ido recibiendo:

Utiliza una faja especial para embarazo. El fisio me recomendó utilizarla en mi actual embarazo a partir del sexto mes, cuando la barriga empieza a crecer disparatadamente. La principal característica que tiene que tener es el refuerzo en la espalda y bajo vientre. De alguna forma ayuda a nuestra maltrecha espalda a sujetar el peso del abdomen. A mí personalmente las que llevan braguita y suben hasta debajo del pecho no me gustan nada porque me asfixian, me quedo con las del tipo de la fotografía que aparece al comienzo de la entrada;

Mantén activa la musculatura abdominal: mi matrona siempre me dice que me acuerde de “recoger el ombligo”, especialmente cuando camino o voy a coger algún peso. En realidad ya ni sé dónde quedó mi ombligo después del embarazo de los mellis, pero sí recuerdo cómo era el ejercicio de intentar llevarlo hacia atrás y hacia arriba, como si quisieras llevarlo a la tira del sujetador. Esto ayuda a mantener viva la musculatura y ejercitar el transverso del abdomen;

Practica yoga para embarazadas: el yoga para embarazadas es muy pero que muy light, y aunque parezca que no, cada vez que lo practicas estás ayudando infinito a tu cuerpo, no sólo para sobrellevar el embarazo, sino también de cara al parto. Por un lado te ayuda mucho con la higiene postural, te ayuda a minimizar los efectos del embarazo en tu espalda y te mantiene mínimamente flexible y “en forma” de cara al trabajo de parto;

Utiliza las piernas para agacharte, nunca recojas nada del suelo curvando la espalda con las piernas estiradas. Esto agudiza la diástasis que es muy probable que desarrolles en el embarazo (aunque la mayoría de las veces se corrige de forma espontánea tras el parto);

– Al levantarte de la cama, o del sofá o el suelo, cuando estemos tumbadas, es importante no hacerlo bruscamente levantando el cuello y el abdomen, sino ponerse de costado y apoyar y hacer fuerza con el brazo que queda arriba para ayudar a incorporarnos;

Yo no hice casi nada de esto en el embarazo de los mellis y tampoco tengo muy claro que de haberlo hecho hubiera evitado la diástasis, y el gran deterioro de la piel y ombligo resultantes. Ahora en este embarazo estoy haciéndolo todo, La lesión ya la tengo, pero al menos espero que no se quede peor de lo que estaba. Y en cualquier caso, todo lo que sea cuidarse siempre es bien recibido por nuestro cuerpo.

Es posible que tengas que guardar reposo en el embarazo y quizás no puedas poner en práctica alguna de estas recomendaciones. La matrona y el ginecólogo son quienes te pueden aconsejar sobre qué puedes y qué no puedes hacer.

Y tú, ¿tienes/habéis tenido algún truco para cuidar la musculatura abdominal durante el embarazo múltiple?

 

Te interesará también

Si te ha gustado el post, comparte...
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Después de mi paso por la Universidad hice un Master en Gestión Internacional de la empresa, y es a esto, al comercio exterior, a lo que me dedico profesionalmente. Junto con mi Pantuflo, somos padres de seis. Los tres primeros no están con nosotros, habitan cada uno en una estrella. Los tres siguientes afortunadamente nos dan mucha lata: Zipi y Zape, que nacieron el mismo día, y Tamagochi, que llegó tres años después. Escribo con sinceridad, pero sin dramatizar, sobre mi realidad imperfecta, sin olvidar el sentido del humor, todo ello aderezado con un punto místico que no puedo evitar por más que me lo proponga. Soy inquieta por naturaleza, siempre tengo algún proyecto entre manos. Hablo más deprisa y en más cantidad de lo que la mayoría de las personas son capaces de procesar, así que el blogging ante todo es una terapia para mí (¡y para los que me rodean!).

¿QUIERES SEGUIRNOS LA PISTA?

Suscríbete y llévate de regalo esta estupenda y completa  GUÍA  DE CARRITOS GEMELARES 2017

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.