Seguro que has escuchado decir muchas cosas sobre el embarazo múltiple y los hermanos gemelos o mellizos, como que si cada bebé tiene su bolsa y su placenta son mellizos, que la predisposición para tener mellizos se salta una generación, o que el mayor de los gemelos es el que nace el segundo… Hoy los desmontamos uno a uno.

Hace unos meses hablábamos en esta otra entrada de los mitos y leyendas que circulan en el imaginario popular en cuanto al comportamiento de los hermanos gemelos entre si, y que nosotras también nos habíamos creído. Al menos en nuestros casos, durante el primer año de vida (y más allá) nuestros dos pares se ignoraban entre sí total y absolutamente la mayor parte del tiempo. Había momentos mágicos en que se sonreían, se hacían alguna mueca, “parloteaban” entre balbuceos, o se intercambiaban el chupete, pero eran la excepción.

En nuestra entrada de hoy seguimos desterrando mitos gemelares, y nos vamos a centrar y tirar por tierra tres leyendas urbanas fuertemente arraigadas, que nosotras también creíamos antes de tener a nuestros pares:

SI EN EL EMBARAZO TIENEN CADA UNO SU BOLSA Y SU PLACENTA, SON MELLIZOS

Hace unos meses hablábamos sobre cuándo los bebés son gemelos y cuándo mellizos en esta otra entrada.

Los mellizos siempre presentan dos bolsas y dos placentas en el embarazo, sin embargo,en el caso de gemelos idénticos, pues depende… Porque… frente a lo que todo el mundo cree, hay gemelos idénticos que se gestan en dos bolsas y con dos placentas.

¿Y de qué depende que compartan o no placenta y bolsa? Los gemelos idénticos o monocigóticos proceden de un solo óvulo, que al ser fecundado por un espermatozoide, no se sabe muy bien por qué, antes de empezar a dividirse y crecer, duplica su material genético y se separa en dos partes idénticas, cada una de las cuales empieza entonces a dividirse y crecer por separado, dando lugar a dos bebés idénticos.

Según en qué momento se produzca esta primera separación, los gemelos compartirán, o no, placenta y bolsa amniótica. Si la división se produce en los cinco primeros días después de la fecundación, los bebés tendrán cada uno su placenta y su bolsa (se tratará entonces de un embarazo bicorial biamniótico). Si la división se produce entre el quinto y el séptimo día, entonces compartirán placenta y tendrán bolsas independientes (monocorial biamniótico). Si la división se produce a partir del octavo día después de la fecundación, los bebés compartirán placenta y bolsa (monocorial monoamniótica). Y por último, aunque no hay evidencia científica al respecto, hay teorías que apuntan a que si la división es muy tardía da lugar a gemelos siameses, que además de compartir bolsa y placenta durante el embarazo, comparten partes del cuerpo.

LA PREDISPOSICIÓN GENÉTICA A TENER GEMELOS “SE SALTA UNA GENERACIÓN”

No sé sabe muy bien qué provoca la división del óvulo fecundado, ni si tiene o no un componente genético hereditario. Las teorías más modernas sostienen que los gemelos monocigóticos son un “accidente” genético y no hay un patrón hereditario. Sin embargo, hemos escuchado muchas historias de familias en las que hay varios casos de gemelos idénticos.

Sin embargo, el embarazo de gemelos dicigóticos (mellizos) se produce porque la mujer ovula dos veces en un ciclo, y los dos óvulos son fecundados por sendos espermatozoides. Si en la familia del hombre hay antecedentes de gemelos, esto no le afecta directamente a él en su descendencia, ya que, como ya sabemos desde 5º de EGB, los hombres no ovulan. En todo caso, sus hijas sí heredarán esa predisposición a ovular doble, por lo tanto creemos que de ahí viene el mito de que se salta una generación.

Para verlo más claro, ya que Elena tiene mellizos niño y niña (más un niño y una niña mayores): Purpurina o su hermana mayor sí podría tener mellizos por herencia genética. Sin embargo Pepinillo y su hermano mayor, salvo que la herencia venga por parte de sus futuras parejas, no. Si ellos tuvieran hijas, estas sí heredarían esta condición y podrían tener gemelos, por lo que se “saltaría” la famosa generación desde Elena a sus nietos. ¿Hemos aclarado algo? ¡Menudo culebrón!

 
EL MAYOR DE LOS GEMELOS ES EL QUE NACE EN SEGUNDO LUGAR
 

La importancia de la primogenitura en Derecho se ha ido perdiendo en favor de un igual tratamiento de los hijos. Peeeero, sigue existiendo discriminación en el ámbito del Derecho Nobiliario por el cual un título es heredado por el hijo primogénito. Así que si eres marqués de Nosédónde o condesa de Pallámuylejos y tus primeros hijos vienen a pares, te sacamos de dudas: el artículo 31 del Código Civil español dice textualmente: “La prioridad del nacimiento, en el caso de partos dobles, da al primer nacido los derechos que la ley reconozca al primogénito“. Parece ser que antaño en algunas zonas rurales de Cataluña heredaba el segundo gemelo en nacer, pues existía la creencia de que había sido concebido antes, y de ahí debe de venir la leyenda urbana de que el mayor de los hermanos gemelos es el que nace en segundo lugar. No entendemos muy bien la lógica de esta teoría, como norma general la edad de una persona se cuenta desde su fecha de nacimiento, no de concepción (que además es imposible conocer con exactitud), ¿por qué iba a ser diferente en el caso de gemelos?

Pues nada, esperando que esta entrada haya resultado de tu interés, la aparipedia se despide por hoy.

Foto: 123rf

Fuentes consultadas:
– Llorente de la Fuente, A; Pallás Alonso, C R: GEMELOS. Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) (consultado el 23 de junio de 2014) http://www.aepap.org/familia/gemelos.htm
– Código Civil: Libro I De las personas. Título II. Del nacimiento y la extinción de la personalidad civil. Capítulo I. De las personas naturales: Artículo 31

Te interesará también

Si te ha gustado el post, comparte...
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Después de mi paso por la Universidad hice un Master en Gestión Internacional de la empresa, y es a esto, al comercio exterior, a lo que me dedico profesionalmente. Junto con mi Pantuflo, somos padres de seis. Los tres primeros no están con nosotros, habitan cada uno en una estrella. Los tres siguientes afortunadamente nos dan mucha lata: Zipi y Zape, que nacieron el mismo día, y Tamagochi, que llegó tres años después. Escribo con sinceridad, pero sin dramatizar, sobre mi realidad imperfecta, sin olvidar el sentido del humor, todo ello aderezado con un punto místico que no puedo evitar por más que me lo proponga. Soy inquieta por naturaleza, siempre tengo algún proyecto entre manos. Hablo más deprisa y en más cantidad de lo que la mayoría de las personas son capaces de procesar, así que el blogging ante todo es una terapia para mí (¡y para los que me rodean!).

¿QUIERES SEGUIRNOS LA PISTA?

Suscríbete y llévate de regalo esta estupenda y completa  GUÍA  DE CARRITOS GEMELARES 2017

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.